¿Hay cláusulas de permanencia?