¿La rentabilidad está garantizada?